El Rejuvenecimiento facial con hilos tensores es la última tendencia para tratar la flacidez cutánea tanto facial como del cuello, así como para generar bioestimulación y efecto lífting sin necesidad de cirugía.

El procedimiento tiene una duración de 20 a 40 minutos, y consiste en la aplicación subcutánea de varios hilos faciales de sutura reabsorbible por medio de un solo punto de entrada (por cada hilo) y por medio de una microcánula (sin incisiones ni cicatrices). Sus espículas o conos, se anclan a tejidos profundos generando producción de colágeno, elastina y todos los componentes de la matriz extracelular que son los encargados de dar firmeza a la piel y adherirla al músculo. Con el tiempo los hilos son absorbidos por el cuerpo pero sus efectos pueden durar hasta cinco años.

Contáctanos vía WhatsApp